Desde Mi Asteroide #9: Carta Abierta A New York City

Posted: 02/02/2017-Likes: 0-Comments: 2-Categories: Desde mi Asteroide

Tapa de Amazing Spider-Man V1 #162, por Ross Andru, John Romita, y colorista y rotulista desconocidos.

“Open Letter To New York City” es el nombre de un tema de los Beastie Boys, y me pareció apropiado para hablar un poco de mi reciente viaje a mi ciudad natal. Nací en New York, y viví ahí hasta los cinco años, volví de visita solo una vez, en 1993. Este año, tuve la suerte de volver, y de llevar conmigo a mi esposa e hijo.

Y si los Beastie Boys cantan una canción de amor a su (nuestra) ciudad natal, nuestros amados comics de superhéroes también suelen serlo. A pesar de que DC Comics ya no tiene sus oficinas en la Gran Manzana, tanto ella como su eterna rival, Marvel, tienen sus origenes allí. Gran parte de los creadores de la era dorada de los comics (usualmente de origen judío o irlandés) eran de allí, y por eso un montón de personajes la tienen como base de operaciones.

Mucho de lo que significan los valores fundacionales de EEUU y del espíritu cosmopolita de New York están presentes en los personajes que tanto nos gusta leer. Por el lado de Marvel, muchísimos personajes llaman a la ciudad su hogar: Spider-Man, los Avengers (como equipo, y varios miembros individuales del equipo), los Fantastic Four, Doctor Strange, Daredevil, Jessica Jones, Luke Cage e Iron Fist… y la lista sigue. Hasta sus personajes más importantes que no viven en New York City, los X-Men, viven a 100 kilómetros de la ciudad.

La estatua de Captain America, en Brooklyn… el barrio equivocado.

Mientras estuve en New York, pude visitar el famoso restaurant Katz’s Deli, en el Lower East Side de Manhattan, barrio del Captain America… y de su co-creador, Jack Kirby. De hecho, Kirby nació a dos cuadras de Katz’s… y yo no lo sabía, y no visité su casa (igual no es un museo). Pero nací a veinte cuadras de ahí. También estuve en Forest Hills, Queens, el barrio de Peter Parker. Estuve en el pleno centro de Manhattan, en la 42 y Madison, donde está (en la ficción), el Edificio Baxter, hogar de los Fantastic Four.

Pude visitar Hell’s Kitchen, el barrio de Matt Murdock y su alter ego Daredevil, y tomar una cerveza en un pub irlandés. Por ahí vive también Jessica Jones, al menos en la televisión, y anduvieron el Punisher y Luke Cage (aunque no pude visitar su Harlem). Anduve en el tramway, el tranvía aéreo que une mi viejo barrio de Roosevelt Island con Manhattan, donde lucharon Spider-Man y Nightcrawler (uno de mis héroes favoritos) contra Punisher. Visité las Naciones Unidas, donde Black Panther, Namor, y Doctor Doom han dado discursos (ta, y donde trabajan o han trabajado varios miembros de mi familia).

Pero no solo en Marvel es importante New York City. Gotham y Metropolis, en DC Comics, son caras opuestas de New York, la primera (que de hecho es un sobrenombre para la ciudad) siendo su cara oscura; y la segunda representando el faro luminoso de cultura que es indudablemente la ciudad que nunca duerme. Y aún con esas dos ciudades representando diferentes aspectos suyos, New York igual existe en el universo DC, y varios héroes, como Wonder Woman o los Teen Titans han hecho de ella su base de operaciones.

Arte de Ryan Bodenheim.

Pero lo más importante, al menos para mí, es que New York es mi origen secreto. No solo nací allí, sino que ahí fue que mis hermanos mayores entraron en contacto con comics, juegos de rol, ciencia ficción, y muchas cosas que yo luego heredaría (y no solo en cuanto a pertenencias materiales). Fue en 1977 en esa ciudad donde mi familia, antes de que yo naciera, antes de que se llamara A New Hope, vio Star Wars, en un cine que pasaba películas en español en Queens… lo demolieron hace poco, pero igual fui a sacarme una foto allí.

Porque a pesar de que de mis 37 años, solo viví 5 en New York, me siento neoyorkino (pero no estadounidense). Puede ser que tenga que ver con los cuentos que hace mi familia, o puede ser que tenga que ver con los superhéroes y autores con los que comparto mi ciudad natal. Lo cierto es que cuando Captain America y Spider-Man comparten en la película Civil War una conexión por ser ambos de New York… yo me sentí parte de ese momento.

Ý durante mis dos semanas en New York, me sentí parte de la ciudad.

Anterior / Siguiente
Comments (2)
  • Adrián - 03/02/2017 - Responder

    Gracias por compartirlo! Muy lindo artículo.

    • MaGnUs - 14/02/2017 - Responder

      Muchas gracias, Adrián, me alegro que te haya gustado.

Comentar