Desde Mi Asteroide #1: Rebelión

Posted: 13/10/2016-Likes: 0-Comments: 6-Categories: Desde mi Asteroide

star-wars-rebels-season-2

Ustedes no están aquí para que yo hable de mí, así que rapidito: me dicen (me digo) MaGnUs, y hago todo tipo de cosas nerd, desde escribir cómics hasta hacer podcasts sobre temáticas frikis. Y acá también vine a hablar de esos temas, en esta columna quincenal. Bienvenidos.

Esta vez toca hablar de una de mis cosas favoritas: Star Wars. En particular de Rebels, la actual serie animada de TV de la saga.

En 2014, y tras varias temporadas de las dos series de Clone Wars, Lucasfilm (ya fuertemente arraigada en el seno de su nueva casa, Disney), apostó fuertemente por Rebels. Atrás quedaba la época de las precuelas, y como el nombre lo indica, le dábamos la bienvenida a la rebelión contra el Imperio. Después de todo, Star Wars nace con la trilogía original, en plena Guerra Civil Galáctica. Rebels, sin embargo, se sitúa cinco años antes de Episodio IV, con la Alianza Para La Restauración De La República (el nombre oficial de la rebelión) comenzando a formarse a partir de pequeños grupos de resistencia.

Uno de esos grupos es la célula rebelde protagonista, formada por un grupo de personajes muy diversos. Esta diversidad se ve reflejada no solo por incluir dos mujeres, dos aliens que no son secundarios, y porque los humanos del grupo no son los repetidísimos caucásicos protagonistas de gran parte de la ficción occidental. No, también está reflejada por las diversas personalidades, profesiones, y habilidades que tienen los personajes.

Parte de esto es gracias al tiempo extra que tiene una serie semanal para mostrar bastante más que las amplias pinceladas que puede mostrar un puñado de películas. En la trilogía de precuelas los jedis son presentados como una masa uniforme de guerreros con habilidades similares, que incluso se extiende a su habilidad combatiendo en naves. Incluso Luke era una extensión de esto en la trilogía original. Pero en Rebels (y cierto, antes de esta serie en Clone Wars, y en libros y comics del Universo Expandido) vemos que Kanan y Ezra han desarrollado otras habilidades, en parte por la vida fuera de la Orden Jedi que han tenido, y en parte porque son individuos distintos, no guerreros místicos intercambiables.

Tampoco Sabine se queda en su rol “diversificador” de ser mujer y asiática: su personalidad no se estanca en ser solo una guerrera implacable, a diferencia que otros mandalorians que hemos visto en las películas (si, hablo de ustedes, familia Fett). Sabine es una artista, que manifiesta su pasión creativa a través de sus esfuerzos subversivos. ¿Para qué solo sabotear una base imperial si además podés llenarla de grafitis rebeldes y mandar un mensaje visual? Y Zeb, el músculo del grupo, no es solo un bruto, sino que es un personaje con luces y sombras. Quizás Hera, en su rol de “madre” del grupo, y Chopper, en su rol de “gruñón gracioso”, son los dos personajes menos tridimensionales, pero se les perdona porque cumplen sus funciones a la perfección.

star-wars-rebels-poster-463x600Todo esto hizo que mi entusiasmo por la serie fuera enorme desde las primeras imágenes y avances. Los detalles de caracterización no eran del todo observables en esa etapa, pero desde el primer golpe de vista ya se nota que es un grupo de personajes muy variado. Sí, soy fan de Star Wars en general, pero a mí lo que me gusta de la saga es esa mezcla de personajes de diversos orígenes y habilidades. Luke, Leia, y Han son blancos y anglosajones (bueno, los actores), pero los personajes tienen trasfondos y habilidades muy variopintas.

En cambio, las series de Clone Wars se enfocaban demasiado en los jedis, sobresaturando (para mi gusto) de personajes con demasiado en común. No solo eso, sino que los jedis estaban peleando esa guerra por obligación (prácticamente son soldados niños con el cerebro lavado). No logré entusiasmarme mucho con Clone Wars. En cambio, sí con Rebels, porque al igual que los rebeldes en la trilogía original, estos personajes eligieron oponerse a la tiranía imperial.

Como jugador de rol (en mesa, con papel y dados), ese grupo de personajes tan distintos como personas existen en grupos reales me llamó mucho la atención. También siempre me fascinó la idea de que más allá de los protagonistas de las películas, la galaxia de Star Wars es muy grande, y hay miles de otras personas haciendo su parte para derrotar al Emperador y sus esbirros. En los libros y comics del “Universo Expandido” de la saga veíamos a mucha de esa gente, pero salvo contadas excepciones, siempre eran amigos de alguno de los protagonistas o tenían alguna especie de conexión con ellos.

Rebels, en cambio, se enfoca en personajes completamente propios, pero sin olvidar la galaxia más amplia a la que están conectados. Cuando aparecen invitados conocidos, como Leia, Lando, o el mismísimo Darth Vader, es para enriquecer la trama, al servicio de la misma. Nunca para dejar en segundo plano a los protagonistas.

Muchos protestaron que The Force Awakens fue una copia de la trilogía original, y de la trilogía de precuelas se quejaron de que no fue la trilogía original. Rebels es su propia historia, pero en un ambiente muy conocido: la guerra contra el Imperio. Al mismo tiempo, al ser un período poco explorado de esa época, hay más libertad para el equipo creativo. Súmenle a todo eso que es aventura clásica, muy dinámica, y estamos ante una serie que no tiene desperdicio.

Es una serie nueva y clásica al mismo tiempo, porque los elementos de plot y de diseño vienen de la casi inagotable fuente de material que ha generado Star Wars en cuatro décadas (el año que viene hacen 40 años exactos). Muchos de los diseños de aliens y naves vienen del arte conceptual de Ralph McQuarrie para Episodio VI, de material que no fue usado. Por ejemplo, Chopper está basado en versiones iniciales de R2-D2, y Zeb tiene elementos de los diseños preliminares de Chewbacca. Además, han incorporado argumentos y personajes de Clone Wars, y la tercera temporada trajo de nuevo, para alegría de muchos, al Gran Almirante Thrawn, personaje estrella de las novelas del Universo Expandido (que ahora son la continuidad secundaria conocida como “Legends”). Es obvio que el equipo trabajando en la serie es tan fan de Star Wars como uno, además de ser excelentes profesionales. Logran un balance entre aprovechar la rica historia de la saga, y contar sus propias historias.

En resumen, si les gusta Star Wars no pueden perderse Rebels. Nadie sale perdiendo… salvo el Imperio.

MaGnUs

Anterior / Siguiente
Comments (6)
  • Sebastián Vallverdú - 13/10/2016 - Responder

    Muy buena reseña. Había oído hablar de la serie, y pensé en verla al escuchar que vino a Netflix. Ahora ya estoy ansioso por verla!!

    • (Autor) MaGnUs - 13/10/2016 - Responder

      Gracias, Sebastián, me alegro que haya servido la reseña. La primera temporada al menos ya está en Netflix Latinoamérica. Ojalá te guste la serie.

  • Diego - 13/10/2016 - Responder

    Arriba Maggie!

    • (Autor) MaGnUs - 13/10/2016 - Responder

      ¡Muchas gracias, viejo!

  • Andres - 18/10/2016 - Responder

    Me encantó la reseña y no puedo estar más de acuerdo. Estoy esperando llegar a la parte que aparece el Gran Almirante Thrawn!

    • (Autor) MaGnUs - 19/10/2016 - Responder

      Lo acabo de ver en acción y es casi perfecto.

Comentar